Un grupo de investigadores mide la temperatura y humedad del suelo de los árboles de Guadalajara, a través de un desarrollo de sensores inalámbricos que mandan la información a través de Internet.

Los encargados del proyecto y pertenecientes al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara) realizan los trabajos a partir de una red inalámbrica por sensores que se complementa con el llamado “internet de las cosas”.

“Eso hace que podamos recolectar toda esa información, presentarla y dársela a quien pueda ser de utilidad, como es en este caso el tema de sustentabilidad para la misma universidad”, comentó Luis Eduardo Pérez, investigador del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática.

Detalló a la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que el proyecto de Aplicación Profesional Vida digital derivó en la instalación de una red de sensores inalámbricos, que miden temperatura y humedad de los árboles del ITESO y del Bosque de la Primavera en la zona metropolitana de Guadalajara.

Recordó que la humedad del suelo en el crecimiento de las plantas y árboles tiene un papel importante en la realización de la fotosíntesis y que la idea del proyecto se inspira en el tema ambiental y de sustentabilidad en el contexto de las ciudades inteligentes.

El investigador apuntó que a través de la implementación de esta tecnología, también se pueden medir variables como ozono, dióxido de carbono (CO2), oxígeno y otras partículas suspendidas en el aire, por lo que también puede medirse la calidad del aire de la zona.

Luis Eduardo Pérez comentó que los trabajos se derivan de los Proyectos de Aplicación Profesional (PAP) que encabeza el ITESO por lo que los datos recabados podrían servir como una herramienta para la toma de decisiones en materia de políticas públicas que involucren el cuidado de los ecosistemas.