El secretario estadunidense Rex Tillerson, refrendó hoy su apoyo a Egipto en su lucha contra el grupo extremistas Estado Islámico (EI) y afirmó que el inicio de negociaciones con Corea del Norte depende sólo del régimen de Pyongyang. 

En el marco de una visita oficial a Egipto, Tillerson reafirmó la determinación de la administración del presidente Donald Trump de estar "hombro con hombro" con Egipto en su lucha contra el EI y otros grupos militantes que operan en el país árabe, principalmente en la región del Sinaí.

"El pueblo egipcio debe estar seguro de que el compromiso de Estados Unidos de continuar apoyando a Egipto en la lucha contra el terrorismo y brindando seguridad al pueblo egipcio es firme y continuará", indicó el jefe de la diplomacia estadunidense.

Tillerson recordó que relación entre Estados Unidos y Egipto se fortalece cada día a medida que “trabajamos juntos para construir una región más segura y próspera", afirmó, según reporte de la edición electrónica del diario Egypt Today.

Mantendemos nuestra estrecha cooperación en las medidas antiterroristas, subrayó Tillerson, tras recordar que Egipto lidia con las amenazas de EI, “están lidiando con eso ciertamente actualmente en el Sinaí”.

Egipto lanzó la semana pasada una gran operación militar contra militantes islamistas en la península del Sinaí, enfocada contra el ala del EI en Egipto, de cara a las elecciones presidenciales del mes próximo.

En una conferencia de prensa, luego de reunirse en privado con el presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi, el secretario de Estado dijo que Estados Unidos aboga por elecciones libres y justas en el país árabe.

"Estados Unidos siempre va a abogar por un proceso electoral que respete los derechos de los ciudadanos", dijo a los periodistas, y agregó que Estados Unidos también desea continuar apoyando a Egipto en su recuperación económica

Tillerson, quien llegó a Egipto en medio de las tensiones entre Israel y Siria después de que un avión israelí fue derribado, también dijo que Washington seguía comprometido con lograr una paz duradera entre israelíes y palestinos, a pesar de la decisión del presidente Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Además, el secretario de Estado de los Estados Unidos se refirió a Corea del Norte y afirmó que cualquier posible negociación con el país asiático sobre sus programas de misiles nucleares y balísticos depende solo de Pyongyang y solo puede suceder si “está lista para entablar conversaciones significativas”.

"Creo que es demasiado pronto para juzgar. Como hemos dicho durante algún tiempo, realmente corresponde a los norcoreanos decidir cuándo están listos para interactuar con nosotros de una manera sincera, de una manera significativa. Ellos saben lo que debe estar sobre la mesa para las conversaciones", indicó.