El tradicional Sábado de Bando, del Carnaval de Campeche, es sinónimo de fiesta en el malecón de esta ciudad, donde miles de personas se dieron cita a lo largo de esta avenida para vivir esta experiencia.

Cuando el atardecer se ocultó cientos de turistas y vecinos se sentaron en esta calle para gozar de la algarabía que se respiraba en este punto de encuentro, en el que abundó la alegría, diversión y mucha música.

Se trató de un desfile que arrancó de la Plaza al 4 de octubre y concluyó en el Monumento a don Justo Sierra, donde el ritmo y los colores que abundaron provocaron que muchos bailaran.

Un despliegue de juegos pirotécnicos iluminó el cielo de esta localidad, mientras que personal de seguridad vigiló el inicio de este festín, en el que hubo muchos carros alegóricos, bailarines y artistas callejeros.

Algunos instrumentistas y grupos musicales tocaban sus canciones mientras recorrían este lugar, tal es el caso de una banda que estuvo uniformada de marinos en un carro en forma de bote.

Enseguida, decenas de personas disfrazadas de “pecesitos” nadaron por este lugar, dándole paso así a un castillo, que en cuyo interior había princesas que aventaban dulces y pelotas.

El público se mostraba entusiasmado por esto, sobre todo los niños y adolescentes; las familias aprovecharon esta reunión para convivir con sus seres queridos, comer y escuchar temas del momento.

Durante esta actividad del carnaval, también pasaron los diferentes miembros del reinado, como por ejemplo la actriz Laura Carmine, quien fue coronada como la Reina del Espectáculo, quien estaba acompañada de su chambelan, el conductor Pedro Prieto.