Las aseguradoras pagaron poco más de 41 mil millones de pesos en un año por la atención de enfermedades y accidentes, de los cuales, el cáncer ocupó 18 por ciento de este monto, informó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

“Hay padecimientos que se convierten en catastróficos y llegan a superar el millón de pesos en los gastos por su atención médica; el 38 por ciento de los casos que rebasaron esta cantidad son por tratamiento de cáncer”, dijo la directora de Seguros Médicos y de Salud de la asociación, Dolores Armenta.

De las enfermedades que superan el millón de pesos, el cáncer ocupa el tercer lugar en personas de cero a 10 años y el primer lugar en mexicanos de 11 a 65 años y más, de acuerdo con un comunicado de la AMIS.

El caso de mayor monto histórico pagado por la industria de seguros fue de 90 millones de pesos por cáncer en glóbulos blancos, con una duración de casi año y medio; le sigue un cáncer de próstata, con 35.5 millones; y un tumor maligno del sistema nervioso, de 34.9 millones de pesos.

Los tipos de cáncer de mayor frecuencia son el de glándula mamaria, gánglios linfáticos, próstata y de glándulas endócrinas, mientras que los cinco de mayor costo promedio son médula ósea con 681 mil 527 pesos; imnunitario con 605 mil 96 pesos; huesos con 569 mil 703; páncreas con 535 mil 518; y bronquios con 512 mil 590 pesos.

De acuerdo con la AMIS, el seguro médico garantiza que en eventualidades relacionadas con la salud, como el cáncer, el asegurado cuente con recursos que le ayuden a hacer frente a los gastos que se generen durante el tratamiento y así mantener la estabilidad económica de las familias. En la actualidad, sólo nueve millones de mexicanos cuentan con la protección de un seguro de este tipo.