La Policía Federal localizó y destruyó tres sembradíos con alrededor de 134 mil 400 plantas de amapola en Guerrero, los cuales fueron arrancadas de raíz y destruidas mediante mano de obra.

En un comunicado, la Comisión Nacional de Seguridad informó que la policía, a través de la División de Seguridad Regional, acudió a una denuncia ciudadana, por la que localizaron los plantíos.

Los policías federales dieron con los terrenos en las inmediaciones del poblado de Ixtepec, municipio de Tetipac, a donde llegaron con un operativo que inspeccionó la zona.

Para continuar con las investigaciones correspondientes, se tomaron muestras representativas de los cultivos, que fueron puestas a disposición del Agente del Ministerio Público Federal en Iguala, Guerrero.