La diputada María Eugenia Ocampo Bedolla llamó a a las autoridades a brindar más apoyos a los artesanos de comunidades rurales, afectados por la competencia desleal que representa la introducción de productos “pirata” al país.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Fabricantes de Artículos para Regalo, Decoración y Artesanías (AMFAR), refirió, la industria nacional de artesanías ha sufrido una pérdida de más del 40 por ciento de participación en el mercado y ventas debido a la piratería y al comercio desleal procedente de China.

La legisladora de Nueva Alianza expuso, en un comunicado, que 60 por ciento de las artesanías de estilo mexicano que hay en el mercado tienen la leyenda ‘Made in China.

“La gente las compra porque éstas simulan ser productos de manufactura local dada su composición, pero son copias”, alertó la diputada.

En este sentido, Ocampo Bedolla exhortó al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) a que brinde asesoramiento y acompañamiento a empresarios artesanos, a fin de que salvaguarden y registren sus obras, a fin de dar mayor plusvalía a sus artículos en el mercado.

Al Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (FONART) le solicitó reforzar las estrategias para promover esta actividad, y contribuir a generar mayores ingresos para los artesanos y sus familias

Asimismo, llamó a facilitar la instalación de corredores artesanales temporales y fijos en principales puntos turísticos del país, y no minimizar el impacto de la entrada al mercado de falsificaciones de productos mexicanos.