Autoridades de Nuevo León trasladaron este fin de semana a un menor de nueve años de edad, lesionado por quemaduras, hacia la ciudad texana de Galveston, en Estados Unidos, para su atención en un hospital especializado.

El gobierno estatal indicó que, a través de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas, se solventaron los gastos del traslado del infante hacia el Shriners Burns Hospital for Childrens.

Lo anterior, agregó, tras intervención del DIF estatal y la Secretaría de Desarrollo Social en la entidad, el Comité aplicó recursos del Fondo para la Atención a Víctimas en la contratación de una ambulancia aérea para el traslado hacia Galveston, Texas.

En este orden, la Fundación Michou y Mau atenderá gratuitamente al menor durante su convalecencia en la ciudad texana.

El pasado 3 de febrero, cuando se encontraba jugando en casa de un vecino, el menor resultó con quemaduras en la mayor parte de su cuerpo y fue internado en el Hospital Universitario.

El Fondo para la Atención a Víctimas se aplica de conformidad con la Ley General de Víctimas del Estado; el Comité Estatal de Atención a Víctimas es un órgano dependiente de la Secretaría General de Gobierno en la entidad.