La abogada, activista de derechos humanos y ganadora del llamado “Nobel Alternativo”, la paquistaní Asma Jahangir, murió hoy a los 66 años de edad en un hospital e Lahore a causa de un ataque cardíaco, anunciaron sus familiares.

Jahangir, quien también fue presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), falleció poco después de haber sido trasladada a un hospital de Lahore, este del país, sin que los médicos pudieran reanimarla, según explicó su hija Munizae Jahangir.

El primer ministro paquistaní, Shahid Khaqan Abbasi, lamentó y expresó sus condolencias por el fallecimiento de la destacada abogada, de quien alabó sus “inmensas contribuciones al Estado de derecho, la democracia y la salvaguarda de los derechos humanos, según el canal de televisión Dawn News.

Conocida por su lucha a favor de la construcción de un Pakistán más democrático e inclusivo que le costaron amenazas, Jahangir fue la primera mujer elegida, en 2010, para presidir la Asociación de Abogados de la Suprema Corte del país.

Durante el régimen del dictador Muhammad Zia ul-Haq (1978-1988), la activista fue arrestada por haber participado en el Movimiento por la Restauración de la Democracia, mientras en 2007 fue puesta bajo arresto domiciliario por el gobierno de Pervez Musharraf.

Una de sus múltiples iniciativas fue la contribución fundamental a la creación de la comisión por los derechos humanos de Pakistán y del Women's Action Forum.

La abogada destacó por su férrea lucha a favor de los derechos humanos, tanto como presidenta de la HRCP, la principal organización defesora de las libertades fundamentales en el país, como en la función de Relatora Especial de las Naciones Unidas para la Libertad de Religión y Pensamiento.

En 2014 fue galardonada con el conocido “Nobel Alternativo” que otorga la fundación sueca Right Livelilood Award, además en Francia fue condecorada con la Legión de Honor y en 2013 recibió el Premio Norte Sur del Consejo de Europa.