Irán defendió su derecho a desarrollar y probar misiles como un poder disuasivo, declaró el principal asesor del líder supremo iraní para asuntos internacionales, Ali Akbar Velayati. 

Agregó que Irán no buscará la aprobación de nadie para desarrollar sus capacidades de misiles a pesar de las presiones de Estados Unidos y las ampliará en la cantidad que parezca necesaria.

Velayati hizo las declaraciones al margen de una reunión con diplomáticos extranjeros con motivo del 40 aniversario de la revolución islámica, destacó la agencia Xinhua.

En tanto, el teniente comandante del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI), general de brigada Hossein Salami, reiteró la firme oposición de Irán a las conversaciones con la comunidad internacional sobre su defensa y poder de misiles.

"Los misiles no son un problema para nuestras negociaciones con ningún poder. El acuerdo nuclear no está relacionado con el poder de los misiles, este tipo de armamento son parte de nuestro poder de defensa y nunca tendremos conversaciones al respecto", dijo el general Salami, señala la agencia FARS.