Dos militares turcos murieron hoy al desplomarse un helicóptero que participaba en la operación desplegada por Turquía en la región de Afrín, en el noroeste de Siria, para expulsar a las fuerzas kurdo-árabes presentes en la zona, informaron hoy fuentes oficiales.

"No disponemos en este momento de ninguna evidencia de que haya caído (la aeronave) por una intervención externa", declaró el primer ministro turco Binali Yildirim a reporteros en la provincia de Mugla.

Yildirim señaló que hasta el momento se desconoce la razón de la caída del helicóptero y anunció una investigación para determinar las causas del percance, de acuerdo con un despacho de la agencia turca de noticias Anadolu.

La declaración del primer ministro contradice la realizada antes por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien indicó que el helicóptero había sido derribado y prometió venganza. "Lo pagarán muy caro”, advirtió.

El Partido de la Unión Democrática (PYD), la principal fuerza política kurdo-siria, indicó por su parte en un comunicado que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) "derribaron hoy un helicóptero del tipo Sikorski del ejército de ocupación turco cuando bombardeaba viviendas civiles en una población de la comarca de Rayu”.

Durante una reunión en Estambul, el presidente turco puntualizó que su país está decidido a mantener su lucha contra "el terrorismo", en referencia a los separatistas kurdos que luchan en Siria.

El 20 de enero pasado, Turquía lanzó la operación Rama de Olivo para expulsar a las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas de la región siria de Afrín.

Erdogan precisó que en el marco de la operación, las tropas de su país han "neutralizado", es decir, matado, herido o capturado a mil 141 milicianos kurdosirios.

Desde que se inició la operación Rama de Olivo han muerto 20 militares turcos, ocho de ellos durante la jornada de hace una semana.

Según el gobierno de Ankara, la operación tiene como objetivo restablecer la seguridad y la estabilidad en la región y a lo largo de las fronteras turcas, así como proteger al pueblo sirio de "la opresión de los terroristas", en alusión a los separatistas kurdos.