Con una inversión superior de 300 millones de pesos, de los cuales alrededor de 160 serán destinados a la rehabilitación de la región chinampera y 140 para reparar la zona urbana, el gobierno de la Ciudad de México, a través del Sistema de Aguas (Sacmex), realiza trabajos de reconstrucción en la delegación Xochimilco, luego del sismo de septiembre pasado.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, señaló que al igual que en Tláhuac, en Xochimilco se llevan a cabo acciones para la reparación de drenaje y agua potable.

Detalló que el Sacmex tiene programado rehabilitar 150 kilómetros de tubería en la demarcación, donde se presentaron diversos problemas en la red de agua potable y de drenaje, como separación de juntas, roturas, fisuras, socavones por fugas no visibles, desacoplamientos, entre otros.

A su vez, el director general del Sacmex, Ramón Aguirre Díaz, señaló que en Xochimilco ya se tienen instalados los primeros dos frentes de trabajo de un total de 41 que se tienen contemplados para efectuar las reparaciones y la sustitución de tubería.

Debido a que estas obras no estaban presupuestadas ni tampoco se tenían proyectos ejecutivos, primero se tuvo que hacer una amplia labor de ingeniería para definir las acciones pertinentes y proceder a los cambios que sean necesarios, labor que se espera tener concluida en julio próximo, comentó.

Respecto de la zona chinampera de Xochimilco, el mandatario capitalino explicó que se pondrá en operación el proyecto de un colector para corregir daños y estabilizar pendientes.

“Para no sólo dejar en condiciones óptimas la situación, sino buscar que se deje mucho mejor la zona chinampera”, agrgó el titular del Sacmex.