El gobierno de Sonora y los órganos jurisdiccionales de la entidad firmaron hoy el Pacto para Introducir la Perspectiva de Género en los Órganos de Impartición de Justicia.

La gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Margarita Luna Ramos, signaron el acuerdo, junto con los presidentes de los órganos encargados de impartir justicia.

Luna Ramos señaló que ya se han firmado en total 30 pactos de este tipo en igual número de entidades, por lo que sólo faltan por signar el acuerdo los estados de Sinaloa y Guerrero.

Explicó que a través de este tipo de acuerdos se pretende cumplir los compromisos internacionales que México ha asumido en tratados internacionales y que sea un trabajo transversal en todos los órganos federales y locales.

“Los juzgadores compartimos una misma mística y responsabilidad, lo que tenemos son divergencias competenciales, en las que hay diferentes materias y tribunales”, señaló.

Mencionó que el objetivo es introducir la perspectiva de género para otorgar a todas las personas que comparezcan a los tribunales, un terreno parejo y la posibilidad de acudir a la impartición de justicia sin ningún obstáculo o estereotipo.

Luna Ramos destacó que tampoco se trata de dar la razón por el hecho de ser mujer y por tener problema de vulnerabilidad, sino que se busca tener terreno parejo para que no se le dificulte la impartición de justicia por razón de género.

“Las cuestiones de género no son solo problemas de las mujeres, involucran a todos los mexicanos, porque todos anhelamos vivir en un país igualitario, de oportunidades en educación, salud y trabajo”, externó.

Reconoció que se trata de un problema cultural que a veces es imperceptible y se pretende que, así como ha sido a través de los años, estas diferencias por costumbre vayan eliminándose.

Se pretende lograr un país más igualitario y plural, porque donde existe igualdad existe justicia y progreso, puntualizó.

Por su parte, la mandataria estatal celebró la firma del pacto, puesto que se trata de ver más allá de la vulnerabilidad de las personas.

“Hay avances, pero falta por hacer en materia de equidad, no solo por alcanzar puestos, sino realmente para ser una sociedad igualitaria donde hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades”, explicó.