Hasta 50 años de prisión podría alcanzar un individuo de 32 años de edad, quien fue detenido por agentes de la Policía de Investigación (PDI) y presentado ante un Juez de Control, en cumplimiento a una orden de aprehensión por homicidio en Iztapalapa.

El fiscal desconcentrado de Investigación en la demarcación, Guillermo Luna Méndez, dio a conocer lo anterior e informó que el juez correspondiente le dictó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, por lo que permanece en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, en espera de que se defina su situación.

En conferencia de prensa, indicó que de acuerdo con las entrevistas de testigos recabadas por el agente del Ministerio Público correspondiente, el ilícito ocurrió alrededor de las 23:40 horas del 4 de febrero.

La víctima se encontraba en un domicilio ubicado en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, donde se reunió con conocidos, quienes a su salida lo golpearon, tras una discusión.

El funcionario explicó que el probable participante observaba la riña desde la azotea de su domicilio y le disparó en varias ocasiones; y una vez que el hombre cayó al suelo por los disparos, los agresores lo lesionaron nuevamente, mientras otros familiares los incitaban a continuar con el ataque.

Los servicios de emergencia y policías preventivos llegaron momentos después al lugar, donde hallaron el bat de madera con el que golpearon a la víctima; y enseguida notificaron de los hechos al representante social, señaló Luna Méndez.

Posteriormente, agentes de la Policía de Investigación intervinieron para ubicar a testigos y cámaras en zonas aledañas, a fin de localizar al responsable; además, peritos en criminalística, fotografía, dactiloscopia, balística y química, efectuaron los dictámenes necesarios para esclarecer el evento.

De acuerdo con el fiscal, como parte de las indagatorias se analizaron las bases de datos de la dependencia, las cuales arrojaron que el probable participante está relacionado con dos averiguaciones previas, en los años 2010 y 2013, por daño a la propiedad y lesiones culposas, respectivamente.

Asimismo, cuenta con un ingreso al Reclusorio Preventivo Oriente en 2008, por robo calificado.