Jóvenes del Estado de México se comprometieron a trabajar en contra de la corrupción y la discriminación, impulsando acciones desde su propio ámbito individual, familiar y escolar.

Los 200 jóvenes, hombres y mujeres, de 11 escuelas públicas y 12 particulares de nivel medio superior, durante dos semanas, discutieron los temas de corrupción y discriminación.

En el ejercicio, que forma parte de la iniciativa Scholas Occurrentes o Ciudadanía, impulsada por el Papa Francisco, realizaron 262 encuestas, cuyo resultado fue que 97 por ciento consideró que la corrupción es uno de los principales problemas del país.

Además 62 por ciento cree que los funcionarios públicos no se comprometen a resolver las denuncias de corrupción, y 97 por ciento cree que la justicia actúa independientemente de los intereses públicos del gobierno.

Asimismo que el beneficio económico, la ambición de poder y la falta de valores son las dos principales causas de corrupción, según 69.5 por ciento.

En materia de discriminación 90 por ciento manifestó que los estereotipos son la principal causa que lleva a hacer sentir menos a otras personas.

Mientras que 82 por ciento afirmó haber sido testigo de un acto de discriminación, pero no haberse involucrado por diversas razones; 56.7 por ciento se sintió discriminado en algún momento de su vida, y que la discriminación por cuestiones de género afecta a 60 por ciento de la población.

En el Parque Naucalli de este municipio se comprometieron a respetar a los servidores públicos, vivir en lo personal sin discriminar y sin actos de corrupción, ser intermediarios cuando vean alguien discriminado y seguir impulsando reuniones para discutir estos temas.

Scholas Ciudadanía es un programa educativo para la formación de estudiantes del nivel medio que pretende acercarlos a su realidad más próxima a través de un esquema que rescate la importancia de la participación y del compromiso social, cívico y político.