La secretaria de la Función Pública, Arely Gómez González, consideró fundamental el papel de la ética y la integridad como punto de partida de una nueva función pública.

En la ceremonia del Día por la Integridad, que se realiza cada día 9 del mes, exhortó a los integrantes de los Comités de Ética y Prevención de Conflicto de Interés del Gobierno Federal a continuar fomentando la cultura de la ética y la integridad en el ejercicio de la función pública.

Destacó que la promoción y adopción de una sólida visión ética y la apropiación de conductas que mejoren el gobierno permitirán recuperar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y asegurar el desarrollo humano y el capital social que exige la democracia.

Arely Gómez comentó que la actual administración de gobierno delimitó las bases de una administración pública que busca combatir la corrupción como una obligación gubernamental primordial para cumplir y hacer cumplir la ley.

Agregó que los Comités de Ética son el principal eslabón para reformular la conducta pública en el Gobierno Federal. Por ello, llamó a sus más de cinco mil 200 integrantes a seguir fomentando acciones de capacitación y profesionalización.

Abundó que los integrantes de la Administración Pública Federal deben promover dichos valores en el servicio público y llamó a los integrantes de los Comités de Ética a estar comprometidos con la integridad.

Asimismo, continuar promoviendo, al interior de sus instituciones, una cultura de denuncia, en caso de ser testigos de algún acto que pudiera contravenir algún principio, valor o regla de integridad.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) indicó que el reconocimiento de estos valores y su incorporación en la actividad estatal ha partido de las exigencias ciudadanas y de las demandas de la sociedad civil, que articulan la decisión pública.