Como resultado de un operativo simultáneo, desplegado en los municipios de Acolman, Axapusco, Apaxco, Otumba, Huixquilucan y Tepetlaoxtoc, la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) clausuró temporalmente seis minas pétreas.

La dependencia informó que en el mismo dispositivo también cerraron, de manera temporal, una construcción y una concretera en Huixquilucan, además de un inmueble en Huehuetoca.

Resaltó que en estas acciones, que tuvieron una duración de seis horas aproximadamente, participó personal de Propaem, con apoyo de elementos de la Secretaría Seguridad estatal.

Indicó que los nueve lugares fueron clausurados temporalmente por no contar con manifestación de impacto ambiental.

Los establecimientos fueron encontrados en funcionamiento y se pudo constatar que las actividades desarrolladas en dichos predios eran de extracción de material pétreo como arena, grava, tezontle, piedra caliza, tepetate y basalto.

Los sitios clausurados de forma temporal fueron ubicados en el Ejido de San Lucas, en Acolman; en las colonias San Vicente Colalpan y Santo Tomás Apipilhuasco, en Tepetlaoxtoc; en el paraje el Jicote, de Apaxco; en el Ejido de Ahuatepec, Otumba; en Santa María Maquixco, en Axapusco.

Además de dos construcciones; una, situada en Fraccionamiento Lomas Anáhuac, en Huixquilucan, y otra en el Parque Industrial de Huehuetoca, además de una cementera a 50 metros de la entrada al Fraccionamiento Bosque Real, en Huixquilucan.

La Procuraduría puso a disposición el correo electrónico propaem.quejas@smagem.net y los números telefónicos 5366-8253 y terminación 54 para cualquier denuncia o seguimiento sobre este tema.