El 72 por ciento de las empresas mexicanas desconocen o conocen parcialmente la Ley General de Cambio Climático y su reglamento, vigentes hace más de dos años, lo que podría generar sanciones y afectación en su reputación.

Así lo afirmó el socio Líder de Asesoría en Desarrollo Sostenible de KPMG México, Jesús González, quien destacó que siete de cada 10 empresas no cuentan con un inventario de CO2, que cumpla con los requisitos en su totalidad conforme a dicha Ley.

Precisó que todas las empresas que emiten más de 50 mil toneladas de gases contaminantes están obligadas a cumplir con esta regulación, que inició su aplicación a mediados de 2015 (en diferentes etapas hasta 2017), las cuales, además, deben contar con un dictamen de un auditor externo, entre otros.

Consideró que muchas empresas medianas y todas las compañías grandes deben cumplir con esta regulación, de lo contrario, pueden hacerse acreedoras de sanciones por hasta 10 mil salarios mínimos (883 mil 700 pesos) y si hay reincidencia hasta tres veces ese monto.

Al presentar los resultados de la encuesta bienal Desarrollo Sostenible en México 2018 de KPMG México, también destacó que 34 por ciento de las empresas no cuentan con un proceso de antilavado de dinero y 26 por ciento carece de un sistema anticorrupción en su organización.

En conferencia de prensa, el directivo lamentó que las compañías tengan una visión cortoplacista en la materia, cuando debe haber una visión de largo plazo.

"Estos son grandes temas de negocio. Esto no es de ser verde, esto es mucho más que un tema altruista, esto realmente en un ambiente dinámico, crítico, interrelacionado de manera global finalmente no está afectando", por lo que consideró que la educación es fundamental.

González destacó que si bien el 98 por ciento de las empresas consideran el tema de sostenibilidad como un factor crítico y relevante para el futuro de su negocio, el 53 por ciento de las compañías no cuenta con un reporte de sostenibilidad o alguna vía de comunicación formal con sus grupos de interés.

La encuesta también reveló que 23 por ciento de las empresas reconoce haber sufrido impactos económicos por aspectos sociales y/o ambientales, mientras que 41 por ciento dijo no tenerlos.

El directivo aseguró que todavía faltan acción en la materia, lo que representa un área de oportunidad para el país, ya que sólo 42 por ciento de las empresas cuenta con un área específica para la gestión y reporte de sostenibilidad, aunque ocho de cada 10 directores generales consideran como crítico este asunto.