En el Día del Amor y la Amistad, los chocolates, globos, muñecos de peluche e ir a comer son lo que más se regala, pero si las parejas hacen por lo regular planes a mediano y largo plazo, una buena opción es pensar en programas que les ayuden a mejorar sus hábitos de vida.

En entrevista, la nutrióloga Beatriz Cuyás dijo que un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) reveló que pocas parejas invierten tiempo en mejorar su estilo de vida en conjunto.

Mientras que otro anáisis de la University College de Londres, en Reino Unido, destaca que la pareja es clave para llevar hábitos de vida saludables, como perder peso, alimentarse mejor o hacer ejercicio, ya que estos objetivos son más fáciles de conseguir cuando se hacen en pareja y hay una voluntad conjunta.

En el Día de San Valentín, regalar salud con planes para disfrutar juntos es un obsequio duradero, señaló la especialista en Nutrición.

Aconsejó pensar en algo que ambos deban mejorar, para comprometerse a trabajar juntos iniciando con pequeños cambios que sean específicos.

Por ejemplo, si quieren mejorar su alimentación, empiecen por incluir en su dieta el doble de verduras y frutas, lácteos descremados y productos bajos en calorías como aquellos con edulcorantes no calóricos, expresó.

También es recomendable reducir el tamaño de las porciones que consumen y cuando vayan a cenar juntos pidan platillos pensando en sus nuevos objetivos.

Beatriz Cuyás subrayó que las parejas sedentarias pueden buscar una actividad física que los dos disfruten y puedan compartir, de acuerdo a sus actividades y horarios.

Pueden salir a dar un paseo todos los días, prepararse para alguna carrera, tomar una clase de baile, pasear en bicicleta o cualquier otra actividad, cuidando su seguridad y respetando sus capacidades.

Acciones tan simples como mejorar la hidratación pueden ser buenas opciones para ayudar a que nuestro cuerpo funcione de manera óptima. Se recomienda consumir 100 mililitros de agua por cada 100 calorías al día.

Sellar el compromiso de llevar hábitos saludables con un regalo que utilizarán en el cambio, un contador de pasos, un libro de recetas saludables o un termo para hidratarse constantemente les ayudará a recordar sus propósitos.