Seguir expandiendo su repertorio, explorando estilos y conociendo compositores, además de adaptarse a los cambios tecnológicos, son los principales retos del Coro del Teatro de Bellas Artes, aseguró Alonso Escalante, director de Ópera de Bellas Artes.

“La propia ópera se va incorporando a la tecnología que enriquece el discurso escénico, pero también al discurso musical y continuar de la mano con este desarrollo que tiene la ópera como una expresión musical –teatral es uno de nuestros retos para los próximos años”, dijo en entrevista a propósito del 80 Aniversario de dicha agrupación.

El también promotor cultural subrayó que el Coro del Teatro de Bellas Artes es la agrupación operística por excelencia, el único especializado en ópera en México, tiene experiencia de 80 años, “que si bien en un coro los integrantes están renovándose con el tiempo, esta experiencia es un conocimiento que se acumula”.

“Se trata de un coro que acomete con calidad el repertorio sinfónico vocal, el de oratorio y zarzuela”, señaló Escalante al tiempo que precisó que la agrupación está conformada por 75 integrantes, entre sopranos, mezzosopranos, contraltos, tenores, barítonos y bajos.

Sobre el proceso de elección, refirió que aquellos que quieran adherirse a sus filas, deben pasar una serie de exámenes o audiciones, a fin de conocer el talento de cada uno de sus futuros integrantes.

“Los exámenes o audiciones con las que se conoce el talento de los cantantes para ingresar, suponen la interpretación de arias de ópera, de ahí la exigencia de que uno a uno de ellos, les haga tener ese valor.

“También se hacen exámenes de solfeo, lectura musical a primer avista porque de manera constante hay que aprender obras nuevas, así que el conocimiento de la lectura musical, de todos los estilos y seguir la batuta de un tenor, comienza con este examen”, agregó.

También se toman en cuenta actitudes de memoria musical, porque un coro operístico canta de memoria, en el escenario ya no hay partituras, cada concierto es otra cosa, es diferente.

Indicó que si bien en México existe una tradición de coros, solo existe uno dedicado a la lírica y la ópera, ese es el del Teatro de Bellas Artes, “cuyo nivel se encuentra entre los mejores del mundo y esa una apreciación que tienen varios de los directores invitados”, dijo.

Con la gala “Grandes coros de ópera”, los días 11 y 13 de febrero en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, la agrupación celebrará su 80 Aniversario. La doble sesión tendrá como director concertador al maestro de origen eslovaco Peter Feranec, y al maestro Pablo Varela como director huésped del Coro.

El programa del concierto incluye a los más diversos autores y fragmentos de destacadas óperas del repertorio universal, entre ellos, Richard Wagner (1813-1883), Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), Carl Maria von Weber (1786–1826) y Aleksandr Borodin (1833-1887).            

Después del intermedio presentará obras de Georges Bizet (1838–1875); Pietro Mascagni (1863-1945), Giacomo Puccini (1858-1924) y Giuseppe Verdi (1813-1901).