El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgará el acuerdo presupuestal aprobado hoy por el Congreso, a fin de poner fin al cierre de gobierno que se mantenía desde el primer minuto de este día, informó la Casa Blanca.

Raj Shah, secretario de prensa adjunto de la Casa Blanca dijo que el mandatario planea estampar su firma esta mañana en el documento que le fue turnado por la oficina del líder republicano Paul Ryan, tras el voto en la Cámara de Representantes, pero no precisó la hora.

Poco después de las 06:00 de la mañana, tiempo local, con 240 votos a favor y 186 en contra, la Cámara siguió los pasos del Senado y aprobó el acuerdo presupuestal que mantendrá abierto al gobierno hasta el 23 de marzo.

Un total de 119 demócratas que deseaban un arreglo migratorio a favor de los beneficiarios del programa DACA - Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia- votaron en contra, junto con 67 republicanos opuestos al incremento del deficit presupuestal.

Antes, tras un solitario bloqueo temporal del senador Republicano Rand Paul, el Senado aprobó con 71 votos a favor y 28 en contra el acuerdo que aumenta el gasto de defensa en 300 mil millones de dólares por dos años y aumenta el techo de la deuda hasta marzo de 2019.

El presupuesto destina más de 80 mil millones de dólares para Puerto Rico, Texas y Florida, azotados el año pasado por desastres naturales y más de 120 mil millones de dólares en programas domésticos, en especial en el sector salud.

Pero el acuerdo solo abre un nuevo compás hasta el 23 de marzo, a fin de negociar un paquete presupuestal más amplio que incluya el resto de gastos del gobierno.

De manera paralela, el Senado tiene previsto iniciar la próxima semana el debate para la protección a los "dreamers" (soñadores), como lo prometió el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell.

A menos que se encuentre una solución antes del 5 de marzo, más de 30 mil  beneficiarios de DACA empezarán a ser elegibles a la deportación mensualmente.

Ryan, por su parte, ofreció llevar a la discusión y voto del pleno de la cámara una propuesta legislativa bipartidista, pero dejó en claro que ésta deberá tener el apoyo de Trump, quien lo ha condicionado a la aprobación de fondos para construir el muro y reformas al sistema migratorio.