La Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP) promovió el diálogo directo entre empresarios del Caribe colombiano con ex combatientes de las FARC para generar oportunidades de negocios con la coordinación de la Cámara de Comercio.

Representantes de grandes superficies visitaron el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de Pondores en La Guajira (Caribe) para recorrer los proyectos productivos de tomate, ají y plátano, así como el taller de costura instalado por el estatal Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena).

"Esto es un gana-gana, porque ellos logran mejores precios evitando los intermediarios, y a la vez a los empresarios les salen más barato los productos", explicó Jefferson Mena, asesor de la OACP.

En el encuentro entre los delegados empresariales y los ex combatientes se “definió la creación de una mesa técnica conformada por el gobierno nacional, los empresarios y las FARC para empezar a concretar negocios en un corto plazo”.

El objetivo “de esta reunión es materializar estos acuerdos en hechos concretos, que hagan sentir a estos ex combatientes que toda Colombia se está esforzando para que su vinculación a la vida civil sea exitosa”, señaló la OACP.

En el espacio territorial Pondores hay “80 mil matas de tomate, 10 mil de plátano y 30 mil de ají que esperan ser comercializados. Por su parte en Tierra Grata, en el departamento del Cesar, se está a la espera de financiación para empezar a producir 10 mil kilos de tilapia cada mes”.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Valledupar, José Luis Uron, esto no se puede ver como un proyecto filantrópico y agregó que: "Nosotros creemos que hay que trabajar muy duro para reincorporar a los ex combatientes de las FARC al aparato productivo, esto es un negocio en donde poder vivir en paz fortalece las posibilidades de crecimiento económico y generación de empleo".

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) -que a partir de agosto de 2017 se trasnformó en el partido político denominado Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC)-, desmovilizó a más de ocho mil combatientes después de un Acuerdo de Paz firmado en noviembre de 2016.