La Bolsa de Valores de Tokio cerró hoy con una caída del 2.3 por ciento, a mínimos de cuatro meses, arrastrada por un nuevo desplome de Wall Street, con las acciones relacionadas con el petróleo liderando las grandes pérdidas a medida que los precios del crudo cayeron.

El martes pasado, las acciones japonesas sufrieron su mayor caída desde junio de 2016, con el índice Nikkei perdiendo más de mil puntos, un 4.7 por ciento.

El sector del petróleo y el carbón cayó un 4.9 por ciento, mientras que el sector minero perdió un 5.4 por ciento.

Las acciones cayeron desde el comienzo luego de la segunda pérdida diaria más grande en una semana del promedio industrial Dow Jones durante la noche y un aumento en el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años a un máximo de cuatro años atrapó al mercado por sorpresa, dijeron los corredores.

"No había pensado (una caída de las acciones de Estados Unidos) podría venir dos veces en una semana ... Es como si las réplicas siguieran a un gran terremoto", comentó Mitsuo Shimizu, estratega de acciones en Japan Asia Securities.

La desaceleración del mercado comenzó el viernes pasado en un Wall Street débil junto con un aumento en los rendimientos de los bonos, mayores rendimientos aumentan los costos de endeudamiento para las empresas y reducen el apetito por el riesgo de acciones.

"Las acciones de Tokio habían caído a un nivel que era atractivo para comprar, pero los inversores se abstuvieron de hacerlo después de ver una salvaje corrección en el mercado de Estados Unidos", señaló Masahiro Ichikawa, senior estratega en Sumitomo Mitsui Asset Management Co.

Los corredores afirmaron que las acciones de Estados Unidos y Japón han entrado en una fase de corrección ya que han caído más del 10 por ciento respectivamente desde sus máximos recientes.

"La corrección en acciones puede durar hasta marzo, con una volatilidad probable que siga siendo alto", acotó Ichikawa.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador, el Nikkei de 225 acciones, cayó 508.24 puntos (2.32 por ciento), al ubicarse en 21 mil 382.62 unidades, su cierre más bajo desde el 18 de octubre y con una pérdida semanal del 8.1 por ciento.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 33.72 puntos (1.91 por ciento), para ubicarse en mil 731.97 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen retrocedió 171.39 puntos, un 4.27 por ciento, al ubicarse en tres mil 840.65 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una caída de 132.20 puntos (4.05 por ciento) para cerrar en tres mil 129.85 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component se desplomó 371.36 puntos (3.58 por ciento) para ubicarse en 10 mil 001.23 unidades, informó la agencia Xinhua.