Unos 120 menores de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, que sufren de alguna cardiopatía congénita, serán valorados y sometidos a procedimientos quirúrgicos de manera gratuita por médicos del Hospital Mercy de Iowa, Estados Unidos.

Esto se logrará a través de la Jornada Anual de Cardiología Infantil “Cable salvavidas”, que arrancó hoy en un evento encabezado por la presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, Sara Blancarte de Zapata, y el director de dicho organismo asistencial, José Limber Sosa Lara.

En el acto también se conmemoran los 40 años de existencia del esquema en la entidad, el cual ha permitido cambiar la calidad de vida de cientos de infantes de todo el territorio.

Tal es el caso de Erica Mex Solis, originaria del municipio de Tecoh y quien a los siete años de edad fue diagnosticada con un agujero en el corazón, el cual le provocaba problemas para respirar y taquicardias, por lo que resultó una de las seleccionadas para que médicos del Hospital Mercy de Iowa le practicarán una cirugía.

"Recuerdo cuando era niña me cansaba mucho, no podía correr o jugar con mis amigos sin que me diera taquicardia, afortunadamente a los siete años fui seleccionada como beneficiada en este programa", comentó la joven quien ahora cuenta con 20 años de edad.

En la ceremonia celebrada en el Auditorio del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy), Sosa Lara recordó que fue en 1977 cuando un grupo de odontólogos que hacían acciones de altruismo en Yucatán detectaron el alto índice pacientes que encontraron en las comisarias con cardiopatía congénita.

Añadió que ellos lo compartieron con médicos de Iowa, quienes posteriormente decidieron iniciar con esta historia de generosidad y trasformar la angustia de las familias.

“Y desde 1978 se construyó esa relación no sólo para curar corazones, sino para sanar lo que estaban viviendo las familias, angustia, desaliento, desesperanza y transformarla en alegría y sonrisas”, subrayó.

El funcionario dijo que esta será la primera vez que en coordinación con doctores de dicho nosocomio estadounidense, se operarán en las instalaciones del Hraepy a los pacientes que así lo requieran.

El coordinador del Grupo Mercy Hospital Iowa, Thomas Becker precisó que durante el tiempo de trabajo coordinado, la recompensa más valiosa para su equipo es ver a los pacientes recuperados y convivir junto con sus familias.

"Esperamos poder seguir con esta colaboración por muchos años más, por lo pronto, estaremos involucrados en la preparación profesional de sus médicos para que todo este conocimiento pueda ser usado aquí en sus tierras", destacó ante el director general del Hrae, Rafael Antonio Barrera Zoreda.

En el encuentro estuvo presente Jesús Martín Sánchez Puc, quien también forma parte de los 336 beneficiarios que han sido operados en los últimos 21 años, a causa de atresia pulmonar.

“Me dijeron que es una vena que no se formó bien que va del pulmón al corazón y eso provocaba que me sintiera muy cansado, ya llevo cuatro operaciones en el Hospital Mercy, en Estados Unidos, la última hace tres años y desde eso me siento mucho mejor, lo único que debo checar seguido es el marcapasos que necesita revisión constante”, resaltó.