El comisionado presidente del INAI, Francisco Acuña, adelantó que, en coordinación con otras instituciones, trabajará en una campaña para solicitar a la ciudadanía responsabilizarse de las copias que entrega de su credencial de elector, pues dicha entrega genera peligros de uso indebido de datos personales.

En entrevista, el titular del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) destacó que por todo el país hay millones de copias de las credenciales de elector, “de las anteriores y de la actual, porque las propagamos”, muchas instituciones las guardan y no hay mucho control sobre ellas.

Añadió que lo anterior amerita que se pronuncien cuidadosamente, invitando a las instituciones que correspondan, como la Secretaría de la Función Pública (SFP) y el Instituto Nacional electoral (INE), para eliminar o reducir las fotocopias de credenciales de elector existentes que no tengan justificación.

El comisionado presidente señaló que en la reunión de este martes con consejeros electorales, se habló sobre la investigación del uso de credenciales falsificadas, por lo que dieron vista a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) para que indague si hay delito que perseguir, e informaron que cuando concluya el procedimiento interno de verificación se dará vista al INAI.

Acuña Llamas agregó que es importante tener claro que la competencia fiscalizadora del INE está muy delimitada en cuanto a los deberes electorales de los partidos, y otra cosa es, en este caso, por la materia de datos personales, la posible intervención del INAI, que sería muy concreta.

Abundó que en el caso de violación a datos personales, los procedimientos señalan que podría establecerse el vínculo de quien hizo uso indebido de datos personales, ya sea institución, partido o candidato, por lo que esperarán a que se les envíe la lista de credenciales no válidas en la recolección de apoyos a candidatos independientes, que es donde se suscitó esa situación.