Con la finalidad de garantizar el sano desarrollo y la atención a niños en su primera etapa de vida, este año el gobierno capitalino, a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, amplió la meta de entrega de tarjetas Bebé Seguro a 13 mil beneficiarios.

Así lo dio a conocer el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien destacó que durante cuatro años Bebé Seguro ha sido un programa que fortalece desde los primeros 12 meses de vida el derecho a la alimentación de la niñez.

“Es una tarjeta que les permite tener dinero cada mes, en el año más importante de formación de tu bebé, porque es cuando tiene que estar bien alimentado, bien cuidado, bien protegido tu niña o tu niño”, resaltó el mandatario al encabezar la entrega de cinco mil tarjetas en el Auditorio Nacional.

Mancera Espinosa abundó que este programa comenzó con una proyección de atención de cuatro mil bebés, lo que representó invertir más de 10 millones de pesos de presupuesto; para 2016 la cifra aumentó a siete mil 500 beneficiarios, con 36 millones de pesos.

Ante el éxito de esta acción de gobierno, recordó que Bebé Seguro ascendió a rango de ley para garantizar la entrega del apoyo.

Este programa es parte de un esquema integral de atención a la infancia que contempla programas como Cunas CDMX y la Ley de Atención Integral para el Desarrollo de las Niñas y los Niños de 0 a 6 años, que a través de una cartilla ofrece 42 servicios que buscan contribuir con el cuidado de la primera infancia.

A su vez, Gamaliel Martínez Pacheco, titular del DIF local, señaló que la protección de la infancia es la mejor de las inversiones, por lo que seguirán reforzando las acciones para trabajar por ella en la actual administración.

En tanto que el luchador Alberto del Río, como promotor de la fundación “Lucha por Ellos”, refrendó su compromiso de trabajar en conjunto con el gobierno de la ciudad y el DIF a favor de la niñez.

Esta fundación, creada después del sismo de 19 de septiembre, tiene por objetivo apoyar en la educación, alimentación y vestido, entre otras necesidades, que los niños afectados por este fenómeno natural requieran para continuar su vida.

La boxeadora Jackie Nava, quien también participa en la fundación, explicó que se les hará una donación mensual a los niños que, a través del DIF, fueron ubicados como afectados por el sismo para que continúen con su educación.