Los Servicios de Salud fomentan en Tijuana que los hombres mayores de 45 años se realicen estudios de detección oportuna, para prevenir la hiperplasia prostática y sus consecuencias.

El jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud, Héctor Rivera Valenzuela, manifestó que la hiperplasia prostática o crecimiento de la próstata es un padecimiento que ocurre después de los 30 años.

“Los hombres comienzan a manifestar afectaciones posteriores a los 45 años, hemos atendido 404 hombres en los Centros de Salud de Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, durante el 2017”, manifestó.

Comentó el directivo de salud que todos los caballeros de Baja California que tienen estas edades deben cuidar su salud, conocer los signos y síntomas de este padecimiento, el cual cuenta con tratamiento y es curable.

“Los síntomas de este padecimiento son la sensación de querer seguir orinando, débil chorro para orinar o bien goteo incontinente, por lo cual es necesario acudir con un médico para su valoración, bajo ninguna circunstancia debe ingerir medicamento sin previa revisión médica o remedios caseros”, indicó.

Mencionó que los riesgos de no atenderse pueden degenerar en infecciones de vías urinarias constantes, formación de cálculos renales a partir de la cristalización de la orina e incluso se pueden presentar fallas renales.

“Se deben cambiar estilos de vida, disminuir el consumo de alcohol y café, realizar ejercicio, evitar la obesidad y el sobre peso, así como disminuir la ingesta de líquidos antes de acostarse”, manifestó.