La Cámara de Diputados avaló reformar su reglamento para agilizar la discusión de dictámenes, iniciativas o minutas que por vencimiento de plazo hayan pasado al Pleno es sus términos.

El dictamen, aprobado por 250 votos en favor, 31 en contra y cuatro abstenciones se turnó para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Al dar el posicionamiento por parte de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, el panista Jorge Triana Tena explicó que el dictamen pretende contribuir con el proceso legislativo para que sea más ágil.

Además coadyuvar en el desarrollo de las discusiones con más productividad y con mayor cohesión entre el trabajo legislativo que se hace, tanto en comisiones como en los órganos de gobierno de la cámara.

Se refirió a las discusiones en lo general de los dictámenes con proyecto de ley o de decreto de las iniciativas y minutas que por vencimiento de plazos deban pasar al Pleno en sus términos.

En caso de que el dictamen a discusión haya sido aprobado de forma unánime por la comisión dictaminadora la Mesa Directiva, previo acuerdo con la Junta de Coordinación Política, podrá instruir que se elija un solo orador que exponga la postura integral del dictamen con proyecto de ley o de decreto que se sujeta a discusión en lo general.

La reforma es en el sentido de abonar a un mejor y eficiente debate parlamentario, economizando los tiempos en beneficio de la discusión de los asuntos cuya naturaleza especializada tenga trascendencia e importancia que requieran de una mayor deliberación en beneficio de los ciudadanos.

Ello, agregó, para tener una mejor conexión y comunicación entre gobernantes y gobernados, entre representantes y representados.