Al hacer un llamado a la sociedad para cuidar las instituciones que en México “nos proveen de bienestar”, el secretario de Salud federal, José Narro Robles, destacó que el reto de los estudiantes de medicina es ayudar a prevenir las enfermedades de la época moderna.

Así lo afirmó al encabezar los actos por la celebración de los 50 años de existencia de la Unidad Académica de Medicina Humana y Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), fundada en 1968 y de la que han egresado 70 generaciones de médicos.

Ante decenas de estudiantes, el funcionario federal destacó que desde su ámbito de competencia deben coadyuvar a prevenir padecimientos del corazón y del hígado, diabetes mellitus, tumores malignos, enfisema pulmonar, neumonías, influenza, insuficiencia renal y problemas cerebrovasculares.

Luego, convocó a la población en general a cuidar las instituciones que prevén bienestar, entre las que se encuentra la máxima casa de estudios de Zacatecas, que con más de 180 años de existencia, promueve la inclusión y la unidad social.

Frente a esa afirmación, el otrora rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anotó que “la educación y la salud son las mejores opciones para desarrollar una población”.

El mandatario zacatecano refirió su compromiso con la UAZ y la salud y enfatizó que esta institución es una pieza indispensable para el desarrollo de Zacatecas, ya que promueve la divulgación del conocimiento científico, incentiva el pensamiento crítico y fomenta valores, y sentido de pertenencia hacia el estado.

El rector de la UAZ, Antonio Guzmán Fernández, expresó que la Unidad Académica de Medicina es muestra fehaciente de cómo las universidades se convierten en instrumentos para abatir la desigualdad social y brinda oportunidades de desarrollo a sus estudiantes.

Durante la ceremonia se entregaron reconocimientos a los directores de esta Unidad Académica, que a lo largo de 50 años sirvieron y contribuyeron al fortalecimiento de la máxima casa de estudios de Zacatecas.