La Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) inauguró su Smart Lab (laboratorio inteligente) de aire acondicionado, el primero en su tipo en América Latina que permitirá capacitar a sus estudiantes.

El laboratorio donado por Samsung Electronics México cuenta con tecnología VRF (Volumen de Refrigerante Variable), lo más novedoso en cuanto aire acondicionado, pues los equipos se pueden controlar ya desde los teléfonos celulares.

“Si estás fuera de casa ya puedes encender tu aire acondicionado vía remota para que cuando llegues esté acondicionada en una temperatura confortable”, destacó el ingeniero Antonio Vázquez.

El egresado del IPN y ahora gerente Comercial en Samsung Electronics México en materia de aire acondicionado, destacó la vinculación de la iniciativa privada con la academia, “me parece fabuloso porque de esta forma se pueden aprovechar mucho más los conocimientos que se imparten y se puede unir con la tecnología de estas grandes compañías”.

Durante la inauguración del laboratorio en las instalaciones del ESIME unidad Azcapotzalco, su director interino, Ricardo Córtez Olivera, expuso que el nuevo laboratorio beneficiará a los alumnos de las carreras de Ingeniería Mecánica en sistemas automotrices, así como Ingeniería en Robótica Industrial que en total suman cinco mil 500 estudiantes.

Además, señaló que con la donación del equipo también se oficializó un convenio de tres años entre la institución y Samsung Electronics México, a fin de intercambiar ciencia y tecnología, que entre los programas incluye viajes de capacitación en el extranjero a estudiantes y profesores.

“Ello sirve porque el mercado está variando completamente, se están implementando nuevas tecnologías y actualmente podemos nosotros tener el control del sistema de aire acondicionado a través del celular o la tableta, está tecnología se está implementando en México y está creciendo continuamente”, mencionó Córtez Olivera.

El Smart Lab ocupa 100 metros cuadrados que incluyen una sala de lectura, una zona dedicada a la práctica, así como un pizarrón electrónico de 65 pulgadas y 30 tabletas.

Por su parte, el director de Soluciones Empresariales de Samsung México, Righel David Guizar, mencionó que se trata de una transformación directa en la educación de los estudiantes, pues los equipos no son sencillos de conseguir.

“Hay una necesidad también de Samsung de conseguir las mejores mentes en México y eso no se logra solamente trayendo a la gente que nos señalen los profesores, es a través de la práctica, esta práctica es un esfuerzo loable que estamos haciendo de donación absoluta para detectar a esa gente que sea buena manejando el equipo”, mencionó sin revelar el costo de la donación.