Investigadores de la Universidad de California en Davis, y el Colegio de la Frontera Norte (Colef), abordaron en Tijuana el tema del desplazamiento masivo, en la conferencia binacional “Humanizando la Deportación” en el Centro Cultural Tijuana (Cecut).

Los expertos de ambos países, Robert McKee Irwin, de la Universidad de California en Davis y Guillermo Alonso Meneses del Colef, mostraron a través de diversos vídeos las experiencias que viven los mexicanos cuando son deportados a Tijuana.

Mediante el proyecto que recogió cortometrajes testimoniales creados por personas que cuentan sus experiencias sobre la deportación, el público de Tijuana tuvo la oportunidad de conocer lo que sufren las familias separadas de las dos naciones.

El archivo bilingüe de la conferencia binacional “Humanizando la Deportación”, fue creado por personas que han querido compartir sus experiencias sobre la repatriación forzada.

Es así que el equipo de investigadores de la Universidad de California en Davis y el Colegio de la Frontera Norte, mostraron las consecuencias humanas del masivo desplazamiento involuntario que se realiza desde hace una década.

En este contexto, asistentes de ambos países conocieron por medio de la conferencia la historia de una madre que tuvo que dejar a sus hijos por ser deportada a Tijuana, quien aprendió a hacer tamales para sobrevivir y ahora le compran docenas del producto en Estados Unidos.

Asimismo, el maltrato que viven los migrantes al cruzar a Estados Unidos, el intento por querer regresar al país que no los quiere, pero que alberga a sus familiares, tales situaciones fueron algunos relatos que el público fronterizo tuvo la oportunidad de apreciar en la conferencia.

Destacaron también la falta de oportunidades que padece un deportado al no tener dinero, ni documentos para trabajar, o fallecer y que nadie tenga datos de los familiares para avisar que tienen que recoger a su ser querido.