El presidente de la Conferencia Internacional de Seguridad, Wolfgang Ischinger, declaró hoy en Munich que no recordaba una fase en la situación mundial que fuera tan peligrosa como la actual desde que se desarticuló la Unión Soviética.

“No solo estamos frente al peligro de una carrera armamentista sino que nos encontramos en medio de ella”, dijo en conferencia de prensa.

La 54 Conferencia Internacional de Seguridad tendrá lugar el viernes y sábado de la próxima semana en Munich con la asistencia de primeros ministros, ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de numerosos países.

Apuntó que los protagonistas de esa carrera actual son China y las nuevas estrategias de seguridad de Estados Unidos. El Pentágono dio a conocer la semana pasada sus planes para la modernización del arsenal nuclear de Estados Unidos.

El orden internacional y el derecho internacional no están siendo respetados con todos los países, dijo Ischinger.

Advirtió que predomina una desconfianza mutua, especialmente entre Estados Unidos y Rusia. En cambio, no hay señales de medidas para fortalecer la confianza y para el control armamentista.

En la conferencia estarán presentes casi todas las partes en conflicto del Cercano y Medio Oriente. Resaltó que con Benjamin Netanyahu se presentará por primera vez en la conferencia un primer ministro de Israel. También estarán el emir de Qatar y los ministros de Asuntos Exteriores de Irán y Arabia Saudita.

La Conferencia será inaugurada por la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, y su homóloga francesa, Florence Parly.

Asistirán además 21 jefes de Estado y de gobierno, entre ellos la primera ministra británica, Theresa May; el primer ministro de Francia, Edouard Philippe; el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, junto con una amplia delegación de parlamentarios y de expertos.

El presidente de Ucrania, Petro Poroschenko, mientras China enviará a la portavoz del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso Popular de China, Fu Ying.

Estados Unidos acudirá en la persona del secretario de Defensa, Jim Mattis, y del Consejero de Seguridad Nacional, H. R. McMaster. Además acudirá una numerosa delegación de legisladores del Congreso de Estados Unidos, entre ellos 10 senadores.

Ischinger resaltó que en vista de las tendencias aislacionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es “doblemente importante” hablar no solo con la Casa Blanca, sino también con otros miembros del gobierno.

La Conferencia Internacional de Seguridad en Munich suele ser una plataforma de encuentros bilaterales al margen del evento. En ese contexto, Ischinger expresó su esperanza de que haya conversaciones entre Estados Unidos y Turquía, ambos países miembros de la OTAN cuyas relaciones bilaterales son actualmente muy tensas.

“Necesitamos una buena relación con Turquía”, dijo el diplomático alemán a la luz de loso intereses de Alemania y Europa.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, estará también en la Conferencia, así como el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

Además acudirán representantes de los países de África Subsahariana. Destacó que es importante hablar estratégicamente de otra manera con África debido a la crisis de los refugiados que tratan de llegar en masa a Europa.

Asimismo participarán numerosos empresarios y Organizaciones No Gubernamentales.

La Conferencia Internacional de Seguridad en Munich entrega cada año el Premio Ewald von Kleist, que en esta ocasión recibirá el senador estadunidense John McCain. El discurso laudatorio lo pronunciará el exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Ischinger dijo que es “un bello gesto que los dos están juntos en el escenario”, un gesto de superación de la polarización en la política de Estados Unidos, consideró.