El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció la “valentía” del mandatario guatemalteco Jimmy Morales en temas de Israel y lucha contra el narcotráfico, la corrupción y la migración irregular, informaron hoy fuentes oficiales.

El gobierno guatemalteco destacó en un comunicado la reunión que sostuvieron Trump y Morales en un hotel de Washington, previo al Desayuno Nacional de Oración, un acto religioso y político que reúne cada año a líderes y empresarios.

“El presidente Trump agradeció y valoró la valiente decisión que tomó Guatemala para trasladar su embajada en Israel a Jerusalén, una acción que según el mandatario estadunidense traerá grandes beneficios a las naciones que representan”, indicó.

También “reconoció los esfuerzos que el gobierno de Guatemala ha hecho para combatir la corrupción, narcotráfico, pandillas y migración ilegal”, puntualizó.

“Ambos –los presidentes Trump y Morales- coincidieron en que (estos cuatro temas) son grandes amenazas para la seguridad de sus países y, por lo tanto, el gobierno norteamericano ofreció duplicar el apoyo para capacitación de las fuerzas de seguridad de Guatemala”, se resaltó en el comunicado.

Los guatemaltecos que laboran en Estados Unidos, en su mayoría en condición migratoria irregular enviaron, el año pasado más de 8.2 mil millones de dólares en remesas, según datos oficiales.

La cancillería guatemalteca estima que en Estados Unidos viven unos tres millones de connacionales, que en su mayoría emigraron a Estados Unidos, sin visa, en busca de mejorar sus condiciones de vida.

Datos oficiales establecen que las remesas familiares enviadas por los guatemaltecos que laboran en Estados Unidos contribuyen a reducir la pobreza y representan el 11 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Guatemala.

En el comunicado se subrayó que el presidente Trump “aseguró que Guatemala sigue siendo uno de sus principales aliados en el mundo”.

El gobernante estadunidense además “enfatizó que es necesario impulsar esfuerzos conjuntos para instaurar la democracia en América Latina, principalmente en Venezuela”.

El pasado 24 de diciembre, el presidente Morales, quien asumió en enero de 2016 para un mandato de cuatro años, investigado por corrupción en Guatemala, anunció que trasladaría la embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

Días antes la asamblea de Naciones Unidas había rechazado en forma unánime la decisión del presidente Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y trasladar la embajada estadunidense ubicada en Tel Aviv.

Guatemala se cuenta entre los nueve países que en diciembre pasado apoyó a Estados Unidos al votar en contra de una resolución no vinculante de la asamblea de la ONU que denunciaba la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén, reclamada por Palestina como su futura capital.

El presidente Morales, en compañía de los ministros del Exterior, Sandra Jovel, y de Economía, Acisclo Valladares, se encuentra desde el martes de visita en Estados Unidos. Tiene previsto retornar el próximo sábado a Guatemala.