La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación por presunta negligencia y omisión de cuatro médicos del IMSS que no proporcionaron atención integral con calidad para proteger y restaurar la vida de un menor de edad, quien finalmente murió.

La Recomendación 01/2018 fue dirigida al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) luego de los hechos ocurridos en el Hospital General Regional 1, en Tijuana, y en el Hospital General de Sub-Zona 6, en Tecate, ambos en el estado de Baja California.

Tras analizar las evidencias contenidas en el expediente CNDH/5/2016/4644/Q, acreditó que los servidores públicos violentaron los derechos humanos a la protección de la salud, a la vida, al principio del interés superior de la niñez y a la verdad, al no garantizar calidad y atención médica oportuna a la víctima desde su internamiento.

Las omisiones implicaron que el niño ingresara, fuera dado de alta y nuevamente internado en ambos hospitales, sin que se atendiera el problema real que presentaba por falta de un diagnóstico adecuado, lo que deterioró aún más su salud hasta que falleció 12 días después.

La CNDH también advirtió que hay notas médicas que incumplen la NOM-004-SSA3-2012 “Del Expediente Clínico”, que establece la forma en que deben elaborarse las mismas en urgencias, ya que algunas no tienen hora de realización, carecen del nombre del responsable o tienen anotaciones ilegibles.

Por ello, recomendó al IMSS se repare el daño causado a los familiares del niño, que incluya compensación, atención médica, psicológica y tanatológica, y se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas, para que accedan en lo conducente al fondo de ayuda, asistencia y reparación integral.

Entre otras sugerencias, también pidió colaborar con la CNDH en la presentación y seguimiento de la queja ante el Órgano Interno de Control en el IMSS, y en la denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra los servidores públicos señalados en la misma como responsables.