La utilidad neta de Cemex alcanzó 806 millones de dólares en 2017, contra 750 millones en 2016, lo que representa la mayor generada desde 2007.

De acuerdo con su reporte financiero, sus ventas netas consolidadas aumentaron 3.0 por ciento a lo largo del año pasado, para ubicarse en 13 mil 672 millones de dólares respecto a los periodos comparables de 2016.

Sin embargo, el flujo de operación de la cementera mexicana disminuyó 6.0 por ciento, para alcanzar dos mil 572 millones de dólares.

El director general de Cemex, Fernando González Olivieri, señaló que aunque el 2017 fue un año retador, sus dos mercados más grandes, México y Estados Unidos, registraron un desempeño satisfactorio de flujo de operación en términos comparables.

"También generamos flujo de efectivo libre después de inversión en activo fijo de mantenimiento de cerca de mil 300 millones de dólares, con 50 por ciento de conversión de flujo de operación a flujo de efectivo libre, el cual, junto con nuestras iniciativas de desinversión de activos, resultó en una reducción de deuda pro forma de aproximadamente dos mil 100 millones de dólares durante el año".

Asimismo, indicó que enfrentaron factores adversos importantes durante el año, como bajo rendimiento en Colombia, Egipto y Filipinas, así como aumentos en costos de energía, principalmente en México.