La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México clausuró seis establecimientos dedicados a la compra y venta de autopartes en los municipios de Jilotepec y Atlacomulco por carecer de la manifestación de impacto ambiental.

El secretario del Medio Ambiente de la entidad mexiquense, Jorge Rescala Pérez, dio a conocer que el operativo se llevó a cabo el miércoles en coordinación con personal de la Policía Federal, la Fiscalía General de Justicia local.

Los establecimientos fueron encontrados en funcionamiento y se pudo constatar que las actividades desarrolladas en dichos predios eran de compra-venta de autopartes, también conocidos como deshuesaderos.

De acuerdo con un video difundido en su cuenta de Twitter @JorgeRescala, en los lugares impusieron sellos de clausura y colocaron cintas para impedir el acceso.

“En #Jilotepec y #Atlacomulco, con ayuda de la @PoliciaFedMx y la @FiscaliaEdomex , la @propaem_sma clausuró seis establecimientos dedicados a la venta de autopartes por carecer de la manifestación de impacto ambiental”, escribió en la red social.