El impacto que tuvo la caída de Wall Street en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fue temporal y se mantienen las expectativas positivas para el mercado mexicano en 2018, afirmó el subdirector de Análisis de la Casa de Bolsa de Citibanamex, Ricardo López.

En entrevista con Notimex, comentó que después del reciente ajuste que tuvo la Bolsa Mexicana como reflejo de la corrección que observaron los mercados estadounidenses, el principal indicador accionario se ubica en niveles de 49 mil puntos, pero se prevé que alcance niveles de 60 mil puntos hacia el cierre del presente año.

“Nosotros estamos optimistas para el cierre del año para la bolsa local. El estratega de Citi tiene estimados para el IPC un objetivo arriba de 60 mil puntos, hay un contexto favorable para el mercado local para fin de año", una vez que pase el proceso electoral y avance la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), señaló.

Explicó que el desplome de Wall Street en el llamado "lunes negro" si bien fue sorpresivo, no fue un evento aislado, porque el mercado estadounidense inició su proceso de corrección desde la semana pasada; el índice S&P 500 cayó entre 8.0 y 8.5 por ciento en términos de dólares, desde los últimos picos reportados.

Hacia los próximos días, “el riesgo de una baja es mínimo, el riesgo de una baja realmente fuerte hacia delante por una crisis financiera eso no lo vemos, la visión institucional es que va a ser un año benigno, 2018 va a ser un año bueno en término de crecimiento en todas las regiones”

“El impacto en México fue muy temporal, los mercados en Estados Unidos ya recuperaron más de la mitad de lo que perdieron en un solo día”, dijo al referir que la Bolsa Mexicana pasó de niveles superiores a 52 mil puntos a inicios de febrero a 49 mil, lo que implicaría una caída de 4.0 o 4.5 por ciento desde los últimos niveles máximos.

Estos movimientos anticipan una mayor volatilidad hacia delante, pues la primera mitad del año será sensible a movimientos fundamentales y factores como el TLCAN impactarán tanto al mercado de valores como a la paridad peso dólar.

“De cara a que empiecen las campañas electorales, estamos en precampañas podría ser más sensible al tipo de cambio, sí creo que puede haber algo de volatilidad mayor a la que se está viendo en el mercado local tanto en tipo de cambio como de la bolsa, pero una vez que pasamos todo lo electoral se va a empezar a diluir cierto nerviosismo y podamos ver un fin de año favorable”, previó.

López comentó que no se esperaba un ajuste tan pronunciado como se dio el lunes en Estados Unidos (de 4.6 por ciento para el Dow Jones), aunque conocer datos que impactan a la inflación pudo ser el pretexto perfecto para motivarlo.

El analista estimó que los mercados estarán atentos este jueves tanto al dato de inflación que se conocerá en el país, así como el anuncio de política monetaria del Banco de México (Banxico), en el que se prevé un aumento de 25 puntos base en la tasa de interés de referencia, de 7.25 a 7.50 por ciento, nivel en el que se espera se mantenga el resto del año.

Citibanamex anticipa que la inflación general para el mes de enero se colocará en 5.49 por ciento, comparado con el 6.77 por ciento con el que cerró 2017; mientras que para la inflación subyacente espera un nivel de 4.58 por ciento, menor al 4.87 por ciento previo.