México tiene una importancia estratégica para la economía y los inversionistas internacionales, por su estabilidad macroeconómica y papel relevante que juega en la cadena de la manufactura global, destacó la consultora internacional KPMG.

El líder global de Geopolítica de KPMG, Rohitesh Dhawan, informó que en este contexto México se ubica en cuarto lugar entre los 10 riesgos geopolíticos con impacto en las economías globales identificados por esta firma internacional, debido al resultado de la elección presidencial y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En rueda de prensa junto con otros directivos de KPMG y de la consultora de riesgo político Eurasia Group, apuntó que el resultado de la elección presidencial en México puede representar una forma muy diferente de gestionar la economía de lo que ha sido en las últimas dos o tres décadas.

El director de Eurasia Group para América Latina, Daniel Kener, estimó que México es de interés para los inversionistas, debido al impacto que puede tener el resultado de la renegociación del TLCAN y la elección presidencial en el desarrollo de la política económica.

“No es solamente la elección, es la combinación de que el impacto de la política en México este año es mucho mayor que en las últimas décadas, porque los dos grandes temas son políticos: TLCAN y elecciones, y los dos puede tener impacto para un lado o para otro, sobre cuál es el desarrollo de la economía y de la política económica en México”, argumentó.

El socio líder de Global Strategy Group de KPMG en México, Óscar Silva, explicó en su momento que el hecho de que México se ubique en ese contexto geopolítico a nivel mundial habla del potencial e importancia que tiene el país para los inversionistas.

“La importancia que tiene México en la cadena de la manufactura global es muy relevante, no solo por la relación que tenemos con Estados Unidos y cómo nos ve, también porque muchos países ven en México la entrada a Estados Unidos, por los últimos 20 años, y lo continúan viendo”, subrayó.

Además, recordó, la semana pasada la empresa Bloomberg ubicó a México y Turquía como los dos países con mayor interés para las inversiones de cartera por su estabilidad macroeconómica, pues a pesar de sus retos internos, “desde afuera están viendo a México con un amplio potencial”.

Señaló que los tres factores de riesgo que ve KPMG para México son la reforma fiscal ya aprobada en Estados Unidos, la elección presidencial y la renegociación actual del TLCAN. Sobre este último, dijo que hay tres opciones: que se mantenga como está, que tenga cambios significativos y que termine el acuerdo.

Silva consideró baja la probabilidad de que el TLCAN “se caiga”, por lo cual la renegociación de este acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá significa un menor riesgo.

Sobre la elección presidencial de julio próximo, la consultora ve dos panoramas, que gane un candidato que sea bien visto por los inversionistas o que llegue un candidato que no sea bien recibido por inversionistas y genere incertidumbre.

Al respecto, el líder global de Geopolítica de KPMG estimó que para muchos de los clientes de esta empresa de consultoría que tiene un punto de vista más equilibrado, este panorama en México representa una oportunidad de inversión, pues podrían entrar al mercado mexicano de forma más fácil y rápida.

“Esta es una oportunidad para aquellas empresas que están dispuestas a entender mejor y aprovechar esta oportunidad, así que es jugar con los temores de otros que les da la oportunidad de entrar”, afirmó Dhawan.