La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió un amparo relacionado con el Tratado sobre Distribución de Aguas que fluyen en los ríos Colorado, Tijuana y Bravo, celebrado entre México y Estados Unidos.

Durante la sesión de este miércoles el Pleno de la Primera Sala del alto tribunal resolvió en favor de las quejosas el amparo directo 19/2017, a propuesta del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo.

En el caso la Asociación de Usuarios Hidráulica Los Ángeles y otras demandaron de la Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Estados Unidos la declaración judicial de que se han cometido actos violatorios a disposiciones contenidas en el citado tratado.

Por lo mismo demandaron el pago de daños y perjuicios ocasionados y de la Comisión Nacional del Agua el incumplimiento del Decreto Presidencial de 1955.

Lo anterior en el sentido de otorgar concesiones y permitir el aprovechamiento y uso de agua en la Cuenca del Río Bravo con posterioridad al citado decreto de veda que así lo impedía, entre otras prestaciones.

El Juez de Distrito absolvió a las codemandadas y en apelación se declaró improcedente la vía civil intentada, por lo que la parte actora promovió amparo el cual le fue concedido.

En cumplimiento de lo anterior, el Tribunal Unitario correspondiente estimó que dichas actoras no demostraron tener legitimación en la causa y confirmó la resolución del Juez de Distrito.

Ante ello las inconformes promovieron el amparo y la Primera Sala determinó que el concepto de violación en estudio es fundado, porque la documental permite demostrar en el juicio la existencia de una afectación a la disponibilidad del ciclo Otoño-Invierno 2001/2002 en el Distrito de Riego 025 Bajo Río Bravo.

La Sala concedió el amparo a las quejosas para que se deje sin efectos la resolución impugnada y se dicte una nueva tomando en consideración lo resuelto.