Tres Unidades Productoras de Germoplasma Forestal (UPGF) fueron certificadas por primera vez a nivel nacional por la Asociación de Normalización y Certificación (ANCE), por su buena práctica de conservación y mejoramiento genético de vegetación forestal.

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) detalló que dichas unidades certificadas son el predio particular El Pelón, en Aguascalientes, con la especie pino (Pinus leiophylla) en una superficie de 15 hectáreas con 104 árboles seleccionados.

Asimismo, están el Ejido Puroagua en Guanajuato, de la especie ocote (Pinus teocote) en una superficie de 8.3 hectáreas y 97 árboles seleccionados y el Ejido Villa de Perote en Veracruz de la especie pino real (Pinus montezumae), en 22.7 hectáreas y 120 árboles seleccionados.

Precisó que estas tres unidades son apoyadas desde 2014 por la Conafor con 1.6 millones de pesos, recurso que sirvió para su establecimiento, mantenimiento y certificación.

La certificación se hizo de acuerdo con la norma mexicana NMX-AA-169-SCFI-2016, que se elaboró en 2014 para establecer los criterios técnicos que deben observarse en el establecimiento y manejo de unidades productoras de germoplasma forestal.

La Conafor destacó en un comunicado que durante la presente administración esta instancia ha invertido más de 87 millones de pesos en 138 proyectos de dichas unidades productoras.

El subgerente de Germoplasma de la Conafor, Fernando Miranda Piedragil, precisó que "se tienen 125 rodales semilleros, de los cuales 101 se encuentran en etapa de mantenimiento y 24 en etapa de establecimiento; 10 huertos semilleros con o sin ensayos de progenie; dos ensayos de progenies y un experimento genético".

Además, se trabaja con 56 especies forestales entre las que destacan Pinus durangensis, Pinus cembroides, Pinus pseudostrobus, Cedrela odorata, Swietenia macrophylla y Prosopis glandulosa, puntualizó el funcionario federal.

"Este año se encuentran en proceso de verificación y expedición del certificado seis unidades más, tres en el estado de Guerrero, dos en Quintana Roo y una en Campeche", planteó Miranda Piedragil.