El gobierno de la República reafirmó su compromiso con la atención del caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, y con agotar todos los medios a su alcance en materia de investigaciones, búsqueda y atención a las víctimas y sus familiares.

Además, reiteró su determinación de continuar fortaleciendo la cooperación con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y con los familiares de los estudiantes desaparecidos y sus representantes para poder atender las cuestiones pendientes y deslindar responsabilidades.

Y, sobre todo, “conocer la verdad y atender la legítima demanda de justicia de las víctimas y de la sociedad mexicana”, informaron en un comunicado conjunto las secretarías de Gobernación (Segob), de Relaciones Exteriores (SRE) y Procuraduría General de la República (PGR).

Ello, luego de la Reunión de Alto Nivel con autoridades del mecanismo de seguimiento de la CIDH que realiza una visita oficial a México para el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

La visita -que inició la víspera y concluye este miércoles-, incluyó distintas reuniones entre la CIDH y los familiares de las víctimas y sus representantes, lo mismo que con autoridades de alto nivel de la PGR, de la Segob y de la cancillería.

Durante una reunión con los integrantes del mecanismo de seguimiento y con los representantes de los familiares de los estudiantes, funcionarios de la PGR aportaron información actualizada sobre el seguimiento a un cronograma de 11 puntos que fue acordado en su momento con la CIDH y los familiares.

Particularmente en lo que toca a temas relacionados con las investigaciones, con la emisión de posibles órdenes de aprehensión adicionales y la consideración de información novedosa sobre los hechos del caso.

También, con cuestiones relacionadas con las vías para asegurar una atención integral a las víctimas, en particular a partir de un estudio de impacto psicosocial que fue elaborado en conjunto entre sus representantes y autoridades del gobierno.

En ese marco, se acordó continuar trabajando con la representación de las víctimas en la atención a los rubros abordados en la reunión, con miras al 167 período de sesiones de la CIDH a realizarse en Bogotá, Colombia, del 22 de febrero al 2 de marzo próximos, durante el cual se llevará a cabo una audiencia pública sobre el seguimiento a las medidas cautelares del órgano interamericano en el asunto.

Asimismo, los encuentros permitieron al gobierno de la República “reafirmar su compromiso con la atención al caso y con continuar agotando todos los medios a su alcance en materia de investigaciones, búsqueda y atención a las víctimas y sus familiares”.