Desde hace más de 100 años se celebra la Feria de Tecomatlán, pero desde hace 17 años ésta tiene el propósito de rescatar la gastronomía de la región Mixteca del Puebla, dijo Elizabeth Córdova Campos, presidenta del pleno y miembro del comité organizador.

En conferencia de prensa, invitó al público en general para que asista a la feria que se desarrollará del 11 al 18 de febrero, en el municipio de Tecomatlán, considerado como cuna del movimiento nacional Antorcha Campesina, y que para esta edición han titulado el evento como “La feria de la unidad entre los pueblos”.

En su mensaje, expresó que en este municipio, expulsor de migrantes a Estados Unidos, la nostalgia los ha orillado a retomar los platillos tradicionales como el adobo de puerco, huaxmole de res, pipián de pollo, tamales de frijol, chilate de Cuaguayote, chilate de pollo y el tradicional mole poblano, mismo que se servirán durante toda la semana que dure la feria y que no tienen costo para los visitantes.

“Es una herencia que estamos rescatando y que tratamos de inculcar a las nuevas generaciones. Por ejemplo, el chilate de Cuaguayote. Es un fruto que se da en la región mixteca y que tiene mucho parecido a la papaya, que estando tierno es verdura como el chayote, pero ya maduro se come como fruta. Se aprovecha todo hasta las semillas que son muy parecidas a las pepitas de calabaza”, explicó.

La preparación de estos platillos regionales se desconoce por las nuevas generaciones -dijo-, además, como son migrantes regresan a Tecomatlán con nuevas costumbres como comer hamburguesas, hot dogs, papas fritas u otro tipo de comidas rápidas, y desconocen cómo preparar estos platillos.

Por su parte, Inés Córdova Aguilar, presidenta del municipio de Tecomatlán, añadió que además de la muestra gastronómica, los asistentes también podrán disfrutar de los eventos artísticos como bailes, culturales como danzas y poesías, deportivos y de diversión como jaripeos, entre otros espectáculos.

Destacó el Desfile de Carnaval con la participación de los estudiantes de todas las escuelas, así como el concurso gastronómico con la comida elaborada por amas de casa, así como la danza de los Jolos, que consiste en bailes por las calles del municipio donde los hombres se visten de mujeres y las mujeres se visten de hombres hasta que llegan al recinto ferial.

Resaltó que el Ayuntamiento de Tecomatlán, el comité de feria y la universidad del movimiento Antorcha Campesina, unieron esfuerzos para solventar los gastos de esta feria, estimada en cerca de nueve millones de pesos, con el propósito que todos los asistentes disfruten de cada una de las actividades sin ningún costo.

La localidad cuenta con cuatro hoteles y una gran unidad deportiva con mil habitaciones para recibir a las personas que deseen dormir en este municipio, con costos por habitación que van desde los 200 pesos hasta 650 pesos por noche.

Tecomatlán espera la asistencia de poco más de 17 mil personas, de los cuales cerca de dos mil son migrantes provenientes de Estados Unidos y que regresan a su comunidad de origen; el resto son provenientes de otros estados de la República Mexicana.

Tecomatlán se localiza en la región mixteca de Puebla, a unos kilómetros del epicentro del sismo del pasado 19 de septiembre, movimiento que dejó seis viviendas totalmente destruidas y cerca de 200 viviendas con daños parciales, mismas que ya son atendidas por las autoridades federales y estatales.