El 62 por ciento de las personas afectadas por el sismo de septiembre pasado piensa contratar un seguro de vivienda, de acuerdo con una encuesta realizada por el portal inmobiliario Vivanuncios.

En un comunicado, el sitio de anuncios en línea señaló que los seguros de vivienda ofrecen diferentes coberturas ante siniestros que pueda sufrir un inmueble o que estén asociados a él, es decir, por daños que se ocasionen como dueño o que surjan en el perímetro de la vivienda.

Entre las más comunes, apuntó, se encuentran el de incendios, responsabilidad civil por accidentes, robo bajo diferentes conceptos, fenómenos hidrometeorológicos, por inundaciones sin importar la causa del origen, terremotos y erupciones volcánicas y protección contra daños ocasionados por terceros.

Dijo que desafortunadamente, la mayoría de las instituciones brindan protección individual de los diferentes riesgos que se puedan presentar. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la cobertura más básica solo protege contra incendios.

Debido a esto, aconsejó buscar un seguro que sea multirriesgo, el cual especifique bajo qué circunstancias entra en vigor, y es importante solicitar información respecto a la coberturas complementarias que se pueden añadir a la póliza final.

Explicó que cuando se adquiere un seguro, tanto el contenido (los bienes dentro del inmueble) como el continente (el inmueble), son valuados con el propósito de establecer la suma asegurada.

Es también clave, el monto final que la institución pagará en caso de que surja un siniestro amparado por la cobertura. La suma puede ser menor una vez que se liberen los impuestos y deducciones, así como la prima de seguro y el deducible.

Refirió que existen varias opciones en el mercado para contratar un seguro de vivienda, y la mayoría de los productos son ofrecidos por aseguradoras especializadas en prevención de daños a personas y a empresas del sector privado y público.

La contratación se puede realizar de manera directa en la aseguradora que se elija y no es necesario ser el propietario del inmueble para tener una póliza que proteja en caso de siniestro.