El desplome que sufrió Wall Street el lunes pasado, y que repercutió un día después en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), muestra la alta sensibilidad de los participantes del mercado, por lo que no se descarta que se pueda repetir este escenario, con magnitudes diferentes.

Lo anterior lo señaló el director general adjunto de Análisis y Estrategia de Banco Ve por Más (BX+), Carlos Ponce, quien destacó que en las próximas sesiones serán decisivos dos factores: el anuncio de política monetaria del Banco de México (Banxico) y la fecha límite para elevar el techo de endeudamiento de Estados Unidos.

“Lo que nos demostró la caída del lunes, independientemente de las recuperaciones que estamos teniendo, es esta sensibilidad que hoy tienen los mercados y los participantes bajo ciertos escenarios inciertos, de salir rápidamente de sus inversiones”, explicó.

En entrevista con Notimex, el directivo agregó que en sentido opuesto destaca la recuperación que muestran debido a que se reconoció que los fundamentales en Estados Unidos siguen sólidos.

“Los mercados en general estarán sujetos a movimientos de volatilidad importantes en los próximos meses por el desarrollo de algunas variables, como el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, en particular, y temas electorales”, y la sensibilidad del mercado se hará más evidente en la primera mitad del año, argumentó.

Esa volatilidad llevará a que un día sea positivo y después haya pérdidas. “No sé si de esa magnitud pero sí volátiles, es decir, algunos días con movimientos al alza y otros de corrección, independientemente de la magnitud, pero creo que sí vamos a tener volatilidad en los próximos meses, no solamente en bolsas, sino en otros mercados, como tipo de cambio”, insistió.

El directivo negó que estos movimientos deban preocupar desde un punto de vista fundamental, porque tradicionalmente las correcciones fuertes se dan en contextos económicos complicados, pero el escenario actual es diferente, con un contexto de recuperación a nivel global.

Comentó que la caída de Wall Street se debió a la racha de cifras récord y de valuaciones históricamente altas, que ya anticipaban un ajuste.

Para las próxima sesiones, los mercados estarán atentos a dos factores primordiales: por un lado, este jueves el Banco de México (Banxico) dará el anuncio de política monetaria, en el que BX+ espera un aumento de 25 puntos base, para pasar de un nivel actual de 7.25 a 7.50 por ciento, dijo.

Por otro lado, el viernes, la fecha límite para elevar el techo de endeudamiento del gobierno de Estados Unidos también atraerá la atención de los inversionistas, sobre todo después del cierre parcial que se tuvo en enero pasado, puntualizó.