Un tribunal paquistaní emitió hoy su sentencia contra 31 hombres responsables del linchamiento de un estudiante universitario acusado injustamente de blasfemia el año pasado, entre ellos uno condenado a muerte y cinco a cadena perpetua. 

El Tribunal Antiterrorista de la nororiental localidad de Haripur anunció este el miércoles su veredicto para 57 de los 61 hombres acusados del ​asesinato de Mashal Khan, un joven universitario de 23 años, ocurrido el 13 de abril de 2017. 

Khan, estudiante de Comunicaciones Masivas en la Universidad de Mardan, fue golpeado y asesinado a tiros por una multitud enojada con el pretexto de cometer blasfemia, aunque las investigaciones del caso nunca encontraron pruebas de ello, por lo que dictaminaron que el asesinato tenía motivaciones políticas. 

El linchamiento tuvo lugar dentro de las instalaciones de la universidad y fue captado en un video, que luego circuló en las redes sociales, conmocionando a la población y provocando un debate sobre el uso indebido de las leyes contra la blasfemia en Pakistán. 

El principal acusado en el caso, Imran Ali, fue sentenciado a la pena de muerte bajo la Sección 302 (b) del Código Penal de Pakistán y el por el artículo 7 del Tribunal Antiterrorista (ATC), de acuerdo con el veredicto, leído por el juez Fazal-e-Subhan. 

El acusado, quien confesó haber disparado contra Khan, también fue condenado a una multa de 100 mil rupias o, en caso de incumplimiento, a una pena de prisión simple durante seis meses, según un reporte de la cadena paquistaní Dawn News. 

La mayoría de los 61 sospechosos acusados de estar involucrados en el linchamiento son estudiantes y empleados de la Universidad de Mardan, una pequeña localidad ubicada a unos 122 kilómetros al oeste de Islamabad. 

La Corte también condenó a cadena perpetua a Bidal Bakhsh, Fazal-i-Raziq, Mujeebullah, Ishfaq Khan y Mudassir Bashir, según las Secciones 302 (b), 148 y 149 del Código Penal de Pakistán (PPC), mientras que otros 25 convictos recibieron penas de prisión por diferentes años. 

El juez destacó que los convictos tendrán un plazo de 15 días para impugnar el veredicto del ATC, que fue rechazo por Aimal Khan, hermano del universitario linchado, quien exige la pena capital para todos los involucrados en la muerte de Mashal.

Al menos 74 personas han sido asesinadas en Pakistán desde 1990 por supuestas blasfemias, en hechos perpetrados en muchos casos por sus propios familiares, amigos, conocidos y miembros de sus comunidades.

La blasfemia es un tema delicado en Pakistán, donde unas 40 personas se encuentran en el corredor de la muerte o cumplen cadena perpetua por dicho delito, según la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos.