La diabetes es una de las primeras causas de morbilidad y de invalidez por tratarse de una enfermedad crónico degenerativa que genera un grave impacto en la calidad de vida del paciente y sus familiares.

El director del Hospital General Subzona (HGSZ) número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate, José Luis García Arcadia, señaló que pueden transcurrir hasta 10 año antes que el enfermo reconozca las manifestaciones de este padecimiento.

Estas manifestaciones, dijo, son:  sed intensa, exceso de hambre, aumento en el número en las micciones, rápida pérdida de peso y cansancio sin causa aparente.

Una vez que aparecen estas manifestaciones, anotó, ya es irreversible y sólo se puede procurar mantener bajo control para evitar crisis por descompensaciones de glucosa.

Resaltó que la alta incidencia de sobrepeso y obesidad en niños ha desencadenado que menores de 15 años sufran diabetes mellitus tipo 1.

Por esa razón, señaló, los médicos del IMSS exhortan a que desde temprana edad se sigan estilos de vida activos y saludables, con una alimentación balanceada, siguiendo el plato del bien comer y práctica de ejercicio constante.

En ocasiones, anotó, la diabetes puede pasar desapercibida, por lo que el paciente desconoce estar enfermo y se detecta al atender las complicaciones irreversibles como insuficiencia renal y ceguera.

También la hipertensión, infarto al corazón, deficiencia circulatoria, amputación de extremidades y más padecimientos que pueden causar la muerte al no seguir las acciones de control indicadas por los médicos.

La diabetes, apuntó, es una enfermedad ocasionada por una baja producción de insulina o porque la que produce el páncreas no funciona adecuadamente.

La insulina sirve para que todas las células del cuerpo utilicen el azúcar proveniente de los alimentos, proporcionando la energía que el organismo necesita para todas sus funciones, al no ser utilizada aumenta en la sangre y daña el sistema circulatorio.

Al ser un padecimiento crónico-degenerativo, significa que estará presente toda la vida. Sin embargo, se puede evitar o retardar su aparición si se siguen las medidas preventivas que se proporcionan al acudir periódicamente a los módulos PrevenIMSS.

El director del HGSZ número 6 reiteró que la detección oportuna de la enfermedad se debe hacer a partir de los 20 años, si se tiene sobrepeso, obesidad o antecedentes familiares con este padecimiento.

Insistió en invitar a los derechohabientes a que visiten el área de Medicina Preventiva para la revisión general de su estado de salud, aunque no presente síntomas aparentemente graves.