El líder de Investigación de la Universidad del Valle de México (UVM) Campus Tuxtla, Neín Farrera Vázquez, un grupo de docentes de tres universidades y estudiantes de diferentes programas académicos, donaron a una familia de Tuxtla Gutiérrez, una casa sustentable, con energías renovables y un huerto ecológico.

El docente de UVM Campus Tuxtla comentó que a raíz del sismo del 7 de septiembre de 2017, académicos de diversas instituciones de educación superior en Chiapas, integraron un equipo multidisciplinario para apoyar a una familia de escasos recursos que perdió su vivienda en Tuxtla Gutiérrez.

En un comunicado de la UVM, explicó que el proyecto consistió en el diseño de una vivienda y la donación de una parte de la misma, pero con la inclusión de tecnologías y componentes sustentables como son arquitectura bioclimática, energía solar fotovoltaica, estufa ecológica EcoChía y un huerto ecológico urbano.

“Este es un proyecto único que reúne conocimientos, personas y universidades en busca de soluciones integrales y sustentables”, comentó Farrera Vázquez, quien participó en el concepto global y en la implementación de sistemas energéticos renovables.

La vivienda, precisó, tiene un sistema eléctrico independiente de la red convencional (fotovoltaico autónomo), se diseñó para proveer de energía a los dos cuartos construidos por la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), dirigidos por los arquitectos Manuel López Hidalgo, Antonio Nivón Santiago y Gabriel Castañeda Nolasco.

Además, señaló, la vivienda tiene un huerto ecológico que fue diseñado e implementado por la doctora Adriana Caballero Roque de la Facultad de Nutrición de Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) con apoyo de sus estudiantes.

La vivienda cuenta con una estufa ecológica EcoChía, donada por estudiantes de la Universidad del Valle de México Campus Tuxtla, fue desarrollada por científicos de la misma universidad y por el Instituto de Investigación e Innovación en Energías Renovables de la UNICACH, abundó.

Dijo que el sistema fotovoltaico fue dimensionado por estudiantes y académicos de la UVM y la UNICACH y donado por la asociación civil “Pro Energía y Desarrollo Sustentable”.

En esta parte participaron los doctores Joel Moreira Acosta y Pascual López de Paz, docentes de ambas universidades respectivamente.

La familia beneficiada tiene cuatro integrantes, la señora Aura Patricia, su esposo y dos hijos, quienes viven en la colonia Terán al poniente de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, agregó.