– El ministro venezolano de Energía Eléctrica, Luis Motta, atribuyó a un acto de sabotaje la falla que dejó hoy sin luz eléctrica a gran parte de Caracas y los estados vecinos de Miranda y Vargas, y que afectó además el servicio del Metro de Caracas en sus horas de mayor tránsito de pasajeros.

Motta dijo que la falla fue producto de un incendio provocado por el sabotaje en la subestación de Santa Teresa, en el estado vecino de Miranda, donde ocurrió una sobrecarga en un transformador, lo que ocasionó la interrupción del servicio.

“Un acto de sabotaje que afectó la subestación Santa Teresa, hubo una sobrecarga que generó una explosión y posterior incendio, que dejó sin luz varios sectores de la región capital, Miranda y parte de Vargas”, dijo en una declaración desde el presidencial Palacio de Miraflores.

Motta señaló que un grupo de personas cortó un cable que interrumpió el servicio, en un “acto de sabotaje”, e indicó que poco a poco se fue restableciendo el servicio, ya que dos horas después fueron recuperados “muchos circuitos”.

El de este martes fue el segundo apagón en los últimos dos meses y medio, luego de otro corte de energía a mediados de diciembre pasado, que el gobierno también atribuyó a un sabotaje.

El apagón afectó zonas del centro y este de Caracas, lo que afectó las operaciones del Metro, que transporta más de un millón de personas al día, y al sistema de semáforos de la ciudad, lo que obligó a miles de personas a buscar transporte superficial o caminar para llegar a sus casas mientras caía la noche.

En el municipio residencial de Chacao, en el este caraqueño, la municipalidad informó que puso en marcha un operativo especial de seguridad debido a que el apagón afectó a buena parte de su jurisdicción.

Personal de la empresa estatal Corporación Eléctrica (Corpoelec) fue movilizado para restablecer el servicio.