El precandidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, afirmó que las políticas públicas se construyen con diálogo, no con discusiones.

Por ello, destacó la importancia de reunirse con mujeres de todas las entidades para continuar con la construcción de una agenda que responda a las necesidades e inquietudes de ese sector de la sociedad.

El aspirante presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza recorrió esta noche las instalaciones de la empresa Cuadra, una fábrica ubicada en León, Guanajuato, dedicada a la maquila y comercialización de botas y zapatos, así como de artículos de piel, tales como como chamarras.

El aspirante presidencial convivió con los trabajadores y propietarios del lugar, quienes le explicaron cómo producen sus artículos. La empresa Cuadra cuenta con 27 años de experiencia en la industria del calzado, sus productos trascienden el mercado nacional y es reconocida como una empresa exportadora.

El precandidato priista destacó la importancia que tiene esa fábrica para la economía local, regional y nacional y refrendó su compromiso para generar las condiciones necesarias para cuidar las actividades productivas del país y que las inversiones sigan presentes en la entidad.

Meade Kuribreña reconoció que las mujeres encuentran limitantes reales para desarrollarse en la vida productiva del país y explicó que la falta de paridad entre el hombre y la mujer frena el desarrollo económico de México.

En este sentido, el precandidato refrendó su agenda para impulsar la equidad de género, la cual consta de cinco acciones medulares: Créditos a la palabra, con el objetivo de generar un mejor entorno para las emprendedoras; otorgamiento de becas para que las mujeres y sus hijos puedan continuar con sus estudios.

Asimismo, guarderías, preescolar y primaria de horario ampliado y con alimentos, para hacer compatible su desarrollo profesional con el cuidado de la familia; salarios dignos y sin diferencias de género y dignificar el trabajo doméstico otorgándole seguridad social.

Acompañado por su esposa, Juana Cuevas, el aspirante presidencial dijo que las políticas públicas se construyen con diálogo, no con discusiones.