El Congreso del Estado aprobó llamar a los regidores suplentes del Ayuntamiento de Paraíso para que rindan protesta el próximo jueves 8 de febrero, ante el pleno legislativo, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) destituyó al actual Cabildo por incumplimiento en pago de laudos a trabajadores.

En sesión ordinaria, el presidente de la mesa directiva, Carlos Ordorica Cervantes, expuso que será la Dirección de Asuntos Jurídicos del Congreso la que convoque a los regidores suplentes.

De esta manera, serán sustituidos el alcalde, Bernardo Barrada Ruiz y otros nueve regidores, así como los directores de Programación y de Finanzas, cuyo periodo municipal concluiría el próximo 30 de septiembre, de acuerdo con el fallo emitido por la SCJN el pasado 15 de enero.

Además de la destitución, los involucrados fueron consignados ante el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal, por incumplir la sentencia de juicio de amparo 2745/2012, al igual que los integrantes del Cabildo de la administración 2013-2015 en Paraíso.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política (JCP) del Congreso del Estado, José Antonio de la Vega, expuso que en caso de que los regidores no se presenten a rendir protesta, se declarará la desaparición del Cabildo y se nombrará a un Concejo Municipal en Paraíso.

Mencionó que para mantener la gobernabilidad del municipio costeño, deben llamarse a los regidores suplentes y en caso contrario, aplicar el artículo 36 Constitucional para nombrar a tres integrantes de un Concejo Municipal, cuidando la parte de la paridad de género.

Añadió que quienes asuman el mando en Paraíso deberán revisar qué acciones pueden tomar sobre la suficiencia presupuestal y buscar algún mecanismo o arreglo con los trabajadores que ganaron los laudos o con sus abogados sobre posibles pagos parciales.

De esta manera, abundó, lograr un convenio y poder notificar a la SCJN que se da cumplimiento parcial a la sentencia y por el momento el actual secretario del Ayuntamiento quedará como encargado de despacho pero sin atribuciones para decidir sobre temas presupuestales.