Navarrete Prida reconoce tripartidismo de máximo tribunal laboral

La composición tripartita de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) dio a México una enorme fortaleza, en donde el capital y la fuerza de trabajo pueden ponerse de acuerdo y encontrar...

La composición tripartita de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) dio a México una enorme fortaleza, en donde el capital y la fuerza de trabajo pueden ponerse de acuerdo y encontrar siempre soluciones a través del diálogo, afirmó el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.

"La conformación tripartita de las Juntas de Conciliación y Arbitraje desde sus orígenes, es la forma más avanzada y democrática de impartir justicia en materia laboral", dijo el funcionario.

"Ya que incorpora a los factores reales de la producción en la emisión de las decisiones procesales y es fondo para la solución de las controversias del mundo del trabajo, garantizando resoluciones equitativas y justas", añadió.

Al asistir al Informe de Labores del presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, Jorge Alberto Zorrilla Rodríguez, el secretario de Trabajo resaltó la aportación de este tribunal para el clima de paz laboral que impera en México.

Puntualizó que es en estas Juntas donde se decantan la mayoría de los asuntos que ponen de acuerdo a los factores de la producción, y que hay que preservar, modernizar y analizar qué tanto más se puede "estirar el músculo del tripartismo en México".

Luego de detallar los resultados alcanzados en el sector laboral como el ascenso de siete lugares en productividad laboral de acuerdo al Foro Económico Mundial, el funcionario afirmó que sin echar las campanas al vuelo, en materia laboral "vamos en el camino correcto".

Mencionó que por primera vez desde 1976, el poder adquisitivo del salario mínimo tiene un incremento de 5.1 por ciento al cierre de este año, tras una pérdida del 74.5 por ciento en las últimas cuatro décadas.

Esto, dijo, es el reflejo de la reducción de la informalidad laboral, el incremento de la productividad laboral, el de un solo salario mínimo para todo el país, y sobre todo, un clima de paz laboral.

Navarrete Prida informó que del segundo trimestre de 2012 al segundo trimestre de 2015, el Índice Global de Productividad Laboral de la Economía de México se incrementó en promedio 1.6 por ciento, revirtiendo la tendencia a la baja que se tenía en los últimos 30 años, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).